Intereses legales y daños y perjuicios

Es importante tener en cuenta que, si se declara nulo el contrato firmado, también se declaran nulas todas las actuaciones posteriores a la celebración del mismo.

Esto quiere decir que, en caso de sentencia favorable declarando la nulidad del contrato, el Banco Santander tendría que devolver íntegramente el importe invertido por el afectado y demandante, pero éste tendría que devolver los intereses cobrados durante estos 5 años y, en su caso, los dividendos que pudiera cobrar una vez convertidas las obligaciones en acciones el próximo 4 de octubre.

Por este motivo, es importante solicitar en la demanda los intereses legales que el importe de la inversión habría devengado durante este tiempo como lucro cesante, y, en su caso, solicitar expresamente la compensación de dicho lucro cesante con los intereses recibidos.

Los daños y perjuicios son más difíciles de demostrar como es necesaria una valoración económica de los mismos. La pérdida de la cobertura del Fondo de Garantía de Depósitos, aunque pueda significar un daño moral, es difícil que sea aceptada en un juicio si no ha ocasionado pérdidas reales, pero los gastos generados por consultoría financiera, por ejemplo, sí que podrían entenderse como un perjuicio económico. En caso de sentencia favorable, los honorarios de los abogados del afectado pueden incluirse en las denominadas costas procesales, que serían abonadas por el demandado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s